Sin duda que nuestra naturaleza no está preparada para el miedo. Éste es una emoción que nos provoca una intensa sensación por la percepción de un peligro, real o supuesto.

[bt_text]Las reacciones que aparecen cuando tenemos miedo pueden ser de lo más absurdo ya sea en la vida cotidiana o cuando montamos en moto. Simplemente reflexionando sobre esas pequeñas tonterías que hacemos en nuestro día a día nos encontramos situaciones tan ridículas como cuando estás en la cama en el silencio de la noche, oyes un ruido extraño y ¿qué es lo que haces? Efectivamente, algo tan absurdo como taparte con la sábana. Seguro que con este gesto te salvarás de cualquier agresión. Todos sabemos que una sábana es el más duro y eficaz de los escudos protectores.

Como este ejemplo os podéis imaginar otros muchos, entre ellos mirar debajo de la cama o dentro de un armario, que se suman a nuestro particular absurdo por miedo. El día que nos encontremos a alguien allí, ¿qué haremos? Seguramente otra vez algo ilógico movidos por el miedo: paralizarnos.

Pues bien, desde el momento en que subimos a la moto, e incluso antes, también tenemos reacciones de este tipo. Absurdos.

[/bt_text] [AC_PRO id=5030] [bt_text]Pero sin duda alguna, la soledad es el peor de los miedos. Si mi casco hablara sobre lo que me ha oído decir durante todos estos años en la soledad de su interior, eso si que daría miedo.[/bt_text]
Albi Albarrán

Albi Albarrán

Las motos, mi pasión desde los 16 años: pilotarlas, destriparlas, probarlas, escribir sobre ellas, o simplemente admirarlas. No hay especialidad motociclista que se me resista.

Ver todos

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *